Páginas vistas en total

jueves, 26 de julio de 2007

Para no creerlo unidas la Cia y los Talibanes

Nuestro lector no encontrará en ningún otro medio los textos que insertamos del medular análisis de los juegos de ajedrez a que nos tiene sometidos la CIA y el poder imperial. Por ello, sometemos a su imparcial consideración este texto:

Tanto la Casa Blanca como la "oposición" demócrata" siempre han acusado al dictador de Pakistán, general Pervez Musharraf, de tolerar "elementos" en el ejército y en los servicios de inteligencia que mantienen vínculos ideológicos y estratégicos con militantes islámicos "extremistas".

Paradojalmente, luego del 11-S y de la invasión norteamericana a Afganistán, Washington comenzó a considerar el noroeste pakistaní, en la frontera con Afganistán, como el principal "refugio de terroristas del mundo".

En ese escenario (sólo explicado por el "doble juego" y la política de "tercerización terrorista" de la CIA con los grupos islámicos) la política esquizofrénica del presidente Pervez Musharraf (adherir a la "guerra contraterrorista" de Bush y a la vez mantener una relación de aprovechamiento político con el movimiento islamista afgano Talibán y con la red "terrorista" Al Qaeda) pasó a ser severamente cuestionada en Washington.

Según la cadena británica BBC, en Washington argumentan que el gobierno de Musharraf sigue protegiendo sus conexiones "terroristas" dentro de los servicios de seguridad, sin cuya complicidad los militantes en la Mezquita Roja no hubieran podido aprovisionarse de armas para combatir durante más de una semana.

El martes, Pakistán respondió a las amenazas hechas el domingo por los dos más altos funcionarios estadounidenses de inteligencia sobre una posible intervención militar en el país centroasiático, al señalar que cualquier acción militar de Washington en suelo paquistaní sería "peligrosa e irresponsable".

Las diferencias del gobierno de Pakistán con EEUU fueron reafirmadas el martes por el vocero de la Casa Blanca, Tony Snow, quien dijo que "siempre hemos mantenido la opción de atacar objetivos ajusticiables".

Snow señaló que aunque "se planteó la noción" de que "de alguna forma invadiríamos Pakistán", también "estamos conscientes de que Pakistán es un gobierno soberano y un importante actor en la guerra contra el terrorismo".

En los últimos días el ejército pakistaní dijo haber matado al "comandante talibán", Abdulah Mehsud, quien fuera liberado de la cárcel de Guantánamo luego, según la versión oficial, de pactar un acuerdo con la CIA para desestabilizar al gobierno de Musharraf en Pakistán.

Por su parte, los medios paquistaníes más críticos con la alianza entre Musharraf y Bush sostuvieron que la puesta en libertad de Mehsud en Guantánamo, formaba parte de "un pacto" entre la CIA y los talibanes para evitar nuevos ataques "terroristas" en suelo estadounidense.

Joven, mutilado, con el pelo largo a lo Che Guevara, con experiencia en la guerra afgana y en la base de Guantánamo, el mito de Abdulah fue creciendo y se había convertido en una especie de héroe muy popular entre los jóvenes extremistas islámicos.

Pese a sus treinta y dos años, Abdulah Mehsud era uno de los grandes comandantes talibanes en activo y su muerte supone el primer "gran éxito" de la "guerra contraterrorista" lanzada por el presidente Musharraf para acabar con el extremismo islamista, luego de la masacre en la Mezquita Roja.

Para la cadena BBC, la masacre del ejército pakistaní en la Mezquita Roja, indica que el gobierno de Musharraf ha decidido romper su política de equilibrio con el "terrorismo islámico" en función de mantener el poder garantizado por su alianza estratégica con Washington.

Según algunos corresponsales en la capital pakistaní circulan versiones que apuntan también a un intento por parte del presidente Musharraf de adelantarse a una especie de "golpe de mano" que estarían preparando diferentes sectores del país para justificar una intervención de EEUU en Pakistán.

En la teoría oficial de Musharraf y su gobierno -recogida por los medios locales- el levantamiento en la Mezquita Roja fue promovida por "terroristas" de la yihad islámica en alianza con los talibanes para detonar un baño de sangre por todo el país que justifique una intervención estadounidense como en Afganistán.

Eso explicaría -según la versión oficial- porqué esos grupos han decidido romper los acuerdos de paz que mantenían con el gobierno central en las zonas tribales del país lanzando oleadas de ataques suicidas contra el ejército en las citadas regiones, que ya han superado los 300 muertos en dos semanas.

Los tanques de pensamiento conservador en EEUU señalan que los acuerdos que logró el gobierno de Musharraf en 2004 y 2006 con los grupo pro-talibanes en las provincias fronterizas Waziristán del Sur y del Norte ayudaron al movimiento islamista afgano a crecer en número de combatientes y en capacidad logística.

La periodista Carlotta Gall, corresponsal del diario The New York Times, que visitó la frontera afgano-pakistaní en enero, descubrió "señales de que las autoridades de Pakistán fomentan a los insurgentes, si no los auspician".

En las provincias pakistaníes fronterizas con Afganistán abundan las madrassas (escuelas islámicas), de donde surgen combatientes musulmanes. El número de partidarios del terrorismo islámico en Pakistán se estima en cientos de miles, señaló la corresponsal.

Cabe recordar que Musharraf ayudó al partido Jammat-e-Islami, que tuvo en el pasado supuestos "vínculos con Al Qaeda", y a otros cinco grupos musulmanes aliados a ganar las elecciones regionales de octubre de 2002 en las provincias fronterizas con Afganistán.

Los que sostienen -desde diversas tribunas- que la CIA pactó con un sector talibán para desestabilizar y derrocar a Musharraf y justificar la intervención militar en Pakistán, también señalan que las acciones contra el gobierno paquistaní comenzaron antes de las acciones en la Mezquita Roja.

En febrero pasado, el vicepresidente Dick Cheney visitó Islamabad acompañado del vicedirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Stephen R. Kappes, luego de que funcionarios estadounidenses no identificados dijeran al periódico The Washington Post que tenían evidencias de que campamentos de Al Qaeda en Pakistán estaban entrenando a combatientes islámicos.

Horas después de trascender que Cheney advirtió con suspender la asistencia a Pakistán si Islamabad no actuaba decididamente contra Al Qaeda, el gobierno de Musharraf divulgó un comunicado subrayando que "Pakistán no acepta los dictados de nadie".

Según algunos analistas estadounidenses allí comenzó el proceso que culminaría con un plan y un pacto con la yihad y los talibanes para derrocar a Musharraf e intervenir en Pakistán.

El núcleo central de ese plan buscaría derrocar al general Musharraf (que ya no resulta confiable a Washington) e instalar en el país una versión pakistaní de "guerra civil" con represión y persecución de grupos islámicos vinculados a Al Qaeda y a la red Talibán que actúa contra la OTAN y EEUU en Afganistán.

En esa orientación se estarían moviendo desde hace unos meses Cheney y los halcones de la Casa Blanca, además de las usinas mediáticas y "tanques de pensamiento" ultraconservadores de Washington.

Es la misma versión que, por otros canales, está difundiendo el gobierno de Musharraf para justificar sus denuncias sobre un plan de intervención militar de EEUU en Pakistán.

viernes, 20 de julio de 2007

Ganaron los demócratas, pero faltaron 8 votos más

Después de un debate maratónico (convertido en un show mediático electoral) que comenzó el martes y se prolongó hasta el miércoles a la noche, los senadores republicanos de Estados Unidos bloquearon los planes de los demócratas para votar por una retirada de tropas de Irak a finales de abril del año que viene.
La mayoría demócrata (lobby sionista liberal) en el Senado inició el martes por la tarde un debate para que "durara toda la noche", con la idea de imponer su moción para que Estados Unidos inicie en 120 días la retirada de sus tropas de Irak.
Para darle contundencia al show mediático, el jefe de la bancada demócrata, Harry Reid, de Nevada, ordenó que se dispongan camas en un salón anexo a la sala del pleno para el reposo de los legisladores mientras continuase la discusión de la medida, que apunta a la salida de Irak de casi todas las tropas para el 30 de abril de 2008. A lo largo de la jornada del martes varios funcionarios introdujeron en las habitaciones anexas varias camas plegables, así como cepillos de dientes, almohadas y tentempiés. Desde la Casa Blanca, la administración republicana de Bush (lobby sionista conservador) ya había adelantado que, de triunfar la postura demócrata, la iba a vetar sin más trámite.
Finalmente, en la noche del miércoles, los demócratas, que obtuvieron 52 votos a favor y 47 en contra, no lograron los 60 votos necesarios para que la propuesta se sometiera a una consideración plenaria.
Los demócratas esperaban que el debate maratónico presionara a los republicanos que habían criticado la política presidencial en Irak, pero sólo tres apoyaron la medida. Los líderes republicanos consideraron que el debate nocturno era sólo un "truco publicitario" con intenciones electorales. Los republicanos bloquearon el avance de la propuesta de retiro de tropas estableciendo un límite de procedimiento que requería 60% de los votos en vez de una mayoría simple de los 100 integrantes del Senado. El corresponsal de la BBC en Washington, James Coomarasamy, señaló que la mayoría de los republicanos no está satisfecha con la situación en Irak, y favorece medidas menos sensacionalistas que el pedido de retiro de tropas para influir en la estrategia del gobierno. Según la cadena británica mientras los senadores votaban, la secretaria de Estado Condoleezza Rice "cabildeaba" en el Capitolio con los legisladores republicanos para convencerlos de apoyar la política del presidente George Bush para Irak. Bush, por su parte, pidió hasta septiembre para tomar decisiones sobre el futuro de las fuerzas estadounidenses en Irak La legislación, propuesta por los senadores demócratas Carl Levin y Jack Reed (lobby sionista liberal), requería el retiro de la mayor parte de las tropas estadounidenses de Irak para finales de abril de 2008, un proceso que se iniciaría a más tardar cuatro meses después de que se aprobara el proyecto de ley. Pero aunque la medida se hubiera aprobado, Bush ya había advertido que vetaría cualquier ley que le ordenara establecer una calendario de retirada de tropas. Muchos republicanos apoyaron el llamado de Bush a esperar hasta el 15 de septiembre, cuando se publicará el informe de avances en Irak, antes de considerar un cambio de dirección. Después de la derrota del miércoles por la noche, el senador Joseph Biden, demócrata que preside el Comité de Relaciones Exteriores, declaró que "hay que retirarse de la guerra civil". Biden (que como todos los demócratas votó a favor de la invasión de Irak y de la aprobación de todos los presupuestos militares de Bush) dijo que hay que encontrar una solución política "para que cuando salgamos de Irak no sólo traigamos de regreso a nuestros hijos sino para que no tengamos que enviar a nuestros nietos a Irak".
Pero a los republicanos (sionistas conservadores) no les tocó la fibra sensible el show electoral con Irak puesto en escena por los demócratas.Antes, el senador republicano John McCain dijo que el debate era "una exhibición" que sustituía el arte de gobernar con actitudes teatrales.
(El texto corresponde a la crónica ofrecida por los cc. de IAR-noticias sobre el show por la Paz)

lunes, 16 de julio de 2007

Narcotráfico. Un espejo peligroso.

El prestigiado rotativo La Nación de Bs. As. publica como Editorial I, el siguiente análisis de extrema gravedad:

Un episodio de tránsito, común y fortuito, permitió no sólo descubrir lo que constituye el mayor cargamento de cocaína secuestrado hasta ahora en la ciudad de Buenos Aires, sino también hacer evidente la facilidad operativa con la que se mueven los diferentes eslabones de la cadena del narcotráfico en la Argentina. El hecho ocurrió hace unos diez días en una calle de Parque Avellaneda, cuando, a raíz de un choque entre un automóvil y una camioneta, el personal de un patrullero de la comisaría 40» descubrió en el primero de los vehículos 173 kilos de cocaína de máxima pureza, guardados en varios bolsos deportivos. El conductor que transportaba la droga resultó ser de nacionalidad peruana, domiciliado muy cerca de la Villa 1-11-14, en el Bajo Flores, donde ya se había descubierto una intensa actividad de narcotraficantes, algunos de ellos vinculados directamente al grupo guerrillero de Perú Sendero Luminoso. Cabe recordar al respecto el amplio operativo realizado en mayo último por casi 450 efectivos de Gendarmería Nacional que culminó con 17 allanamientos y la detención de 20 personas, entre ellas algunas vinculadas a asesinatos cometidos en el marco de una disputa entre bandas de narcotraficantes en busca de un liderazgo que les garantizara el control total de este negocio. El ciudadano peruano detenido manifestó, en el interrogatorio judicial, que trabaja para la remisería Santa Rosa de Lima, que es una de las tres que están siendo investigadas por la justicia federal como parte de la organización de narcotraficantes peruanos que viven en la mencionada villa. Los asentamientos urbanos precarios son, lamentablemente, los lugares ideales para las organizaciones dedicadas al narcotráfico y sus planes de expansión. Por ejemplo, muchas de las favelas de Río de Janeiro y de San Pablo se han transformado en territorio liberado para los narcos, y los enfrentamientos de éstas con las fuerzas del Estado, que buscan reimplantar el orden y la seguridad pública, han sido los más violentos y perturbadores de los últimos tiempos. En San Pablo, ha quedado fehacientemente probado que el crimen organizado no sólo se dedica a las drogas, sino también al contrabando, secuestros, robos en gran escala, juego ilegal, grupos de exterminio y tráfico de todo tipo (órganos, prostitución, niños). En Río de Janeiro, la situación es distinta, porque existe una guerra declarada por el actual gobernador, Sergio Cabral, contra el narcotráfico enquistado en las favelas, guerra que comenzó oficialmente en mayo último y ya ocasionó alrededor de 50 muertos y más de 70 heridos. Cabral es el primer gobernador que abiertamente habla de guerra y que se ha propuesto confrontar al narcotráfico con acciones ostensibles. Pero, por el momento, no ha logrado "vencer" a las bandas de narcos asentadas en las favelas del Alemão, principal centro de distribución de drogas de la ciudad. Tampoco México es ajeno a esta lucha sin cuartel contra el crimen organizado. Su presidente, Felipe Calderón, adoptó una trascendental decisión al declararle la guerra frontal al narcotráfico. Para llevar a cabo esa tarea pidió apoyo a partidos políticos, gobiernos locales y municipales, y a miembros de los distintos credos y de la sociedad civil, porque, subrayó, "es una causa que está por encima de cualquiera de nosotros y es de interés superior para la nación". Es por todo lo indicado que el episodio de Parque Avellaneda ocurrido en nuestro país causa tanta preocupación. Porque un descubrimiento como el mencionado fue más fruto del azar que un natural resultado de la acción conjunta de las agencias estatales dedicadas a investigar el narcotráfico. Este flagelo mundial ha comenzado a penetrar peligrosamente en la sociedad argentina, y el territorio de nuestro país está siendo utilizado por bandas mafiosas como un trampolín para pasar las drogas a otros países. El tráfico de sustancias estupefacientes al exterior ha crecido considerablemente y la experiencia internacional demuestra que cuando el tráfico de drogas aumenta el consumo sigue el mismo camino. La gravedad del problema no admite demoras en las múltiples respuestas que se requieren. Además de las cuestiones sociales pendientes -especialmente para aquellos que habitan asentamientos precarios, en lo que se refiere a vivienda, salud, educación, etcétera-, deberán encararse todas las que hacen también a la seguridad pública y dependen igualmente del Estado nacional. Habrá que determinar si existen complicidades o deficiencias en el desempeño de las fuerzas de seguridad o si las decisiones judiciales se ajustan a derecho. Asimismo, deberán controlarse adecuadamente las fronteras y el ingreso de personas y establecerse políticas públicas en el campo de la prevención, ya que las organizaciones del narcotráfico siempre se aprovechan de las vulnerabilidades que presenta el conjunto de medidas y acciones adoptadas por el Estado para combatirlas. Si la sociedad argentina no quiere sufrir en pocos años los gravísimos problemas que hoy aquejan a países como Brasil y México, donde los carteles de la droga desafían abiertamente al Estado, hoy mismo deberemos comenzar a implementar las medidas necesarias, antes de que sea demasiado tarde.

jueves, 12 de julio de 2007

Por la Paz es la exigencia mayor

El presidente Bush está en dificultades por la presión que viene sufriendo para poner fin a la guerra. Ahora tiene al frente a una opinión pública creciente (70% opina en su contra), todo el Partido Demócrata y por si fuera poco, una mayoría de los propios, o sea los Republicanos. Vladimir Simorov ha publicado un extenso informe en la bien documentada red Voltairenet, cuyas conclusiones reproducimos:

Los senadores apostatas ya no se limitan a someter a críticas en público a la Casa Blanca. Estamparon sus firmas al pie del proyecto de ley elaborado por dos partidos y que estipula cumplir 79 recomendaciones sobre Iraq, contenidas en el informe preparado por la comisión independiente con el ex secretario de Estado, James Baker, al frente. El sentido general de estas recomendaciones se reduce a lo siguiente: EEUU debe renunciar a la tarea de estabilizar la situación en Iraq, encomendándola a las autoridades iraquíes. Esto abonaría el terreno para trasladar las tropas norteamericanas a varias bases situadas lejos de las ciudades iraquíes. Una vez acantonadas en estas bases, podrían centrarse en la lucha con Al-Qaeda, la protección de las fronteras iraquíes y el adiestramiento de las Fuerzas Armadas de este país. Y más tarde, retirarse de Iraq.
En la élite política de EEUU esto dio en llamar el "Plan B". Es de suponer que George Bush quedó perplejo cuando The Wall Street Jorurnal comunicó hace días que también el secretario de Defensa Robert Gates secunda el "Plan B". En opinión del titular, para el Gobierno iraquí no tiene sentido preocuparse por la seguridad, mientras de ésta se ocupen las tropas de EEUU y de la coalición. De ser así, hay que reducirlas.
Tal vez, Gates tenga razón. ¿Pero no descarta el titular que tal reducción pueda impulsar la movilización no sólo del Gobierno iraquí sino también de los terroristas?

domingo, 8 de julio de 2007

Prosigue la lucha contra los narcotraficantes. En Santa Cruz la policía consigue logros.

Una avioneta con 311 kilosLa semana pasada, en la estancia El Chaparral cerca de Charagua, la Felcn se incautó una avioneta y 311 kilos de cocaína, que debía ser embarcada con destino al exterior. Se detuvo a cuatro personas, entre ellas al dueño de la aeronave, que por orden de la justicia fueron enviadas a la cárcel de Palmasola. También se decomisó armas, precursores químicos y otros implementos del narcotráfico.
17 casas y 60 kilos de drogaHace tres semanas, en operativos realizados en Santa Cruz y La Paz, se incautó 60 kilogramos de cocaína y 17 casas. Los 17 inmuebles (15 en Santa Cruz y 2 en La Paz) están valuados en $us 12 millones y están a nombre de un hombre que permanece detenido por narcotráfico en España y que dirigía un clan familiar. Su esposa y su hijo están siendo investigados por la Fiscalía y la Felcn.
21 t de precursores químicosEl 26 de mayo la Felcn descubrió un gigante laboratorio de cristalización de cocaína en Isoso, a 150 kilómetros de la ciudad capital, y se detuvo a ocho personas, entre ellas a seis colombianos. Se incautó 21 toneladas de precursores químicos. Las autoridades de la Felcn consideran que este laboratorio es uno de los más grandes y sofisticados desmantelados en los últimos tiempos.
100 kilos en medio de colchasHace 15 días un hombre llegó en un bus y estaba subiendo a un taxi con un cargamento de 100 kilos de cocaína camuflada en medio de colchas. La droga había sido trasladada desde la zona de Chapare y tenía como destino Europa. El detenido fue enviado a la cárcel de Palmasola por orden de un juez cautelar. El hombre no quiso delatar a ninguna persona y prefirió ir solo a la cárcel.

sábado, 7 de julio de 2007

Nuestra mayor riqueza

Los hijos y los hijos de los hijos, tenemos que protegerlos del peligro de las drogas que asechan en todas las sociedades, en las escuelas, entre los amigos, en el deporte, el arte, los estudios, los cuarteles. Los grandes carteles que son cada vez más poderosos mercadean la droga con los métodos más modernos y más costosos, se valen de la tv, de la radio, de los medios de comunicación, del cine, de los videos, de las canciones y si los padres no estamos vigilantes, la droga cunde y hiere de muerte a seres inocentes, los convierte en drogadictos que pierden la voluntad de vivir y de hacer una vida normal, de bien y de servicio a la humanidad. Estemos vigilantes!
Posted by Picasa

domingo, 1 de julio de 2007

Alarma total: Narcotráfico ahora en El Alto

De lo periférico a lo urbano
Las estrategias de seguridad tomadas por estas organizaciones en la actualidad las han llevado a trasladar sus fábricas de cocaína de las zonas alteñas periféricas a las urbanas. Para ello, alquilan casas particulares o camuflan sus acciones bajo la apariencia de talleres de cerrajería, colchones o granjas avícolas, esto último para disimular el olor expedido por la coca macerada. “No es raro —admite Suárez— encontrar factorías en zonas populosas y residenciales, incluso a pocos kilómetros de la unidad especializada antidroga”.

Vega sostiene que estos nuevos métodos perjudican las investigaciones de la Fuerza especializada. “En las áreas alejadas de El Alto, sus camiones no pasaban inadvertidos y por eso se los podía atacar”. A esto se suma la preocupación por la irrupción de la moderna “técnica colombiana” en la elaboración de cocaína alteña, la que recurre a equipos para moler la coca que pueden ser trasladados de un lugar a otro, dejando de lado la factoría tradicional con sus pozas de maceración.

El empleo de estas trituradoras, señala Sanabria, fue obstaculizado en los años 90 del siglo pasado cuando los chakas pretendieron insertarlas en el proceso para camuflar mejor la hoja sagrada en sus vehículos y trasladarla en mayor cantidad. “Sin embargo, desde 2006 reapareció este sistema”. Por ello, ahora, los “rescatadores” venden la coca molida a un precio más alto a sus “contratistas”, y este “valor agregado” les beneficia porque pueden extraer más fácilmente el alcaloide de la coca.

El procedimiento, complementa Suárez, se caracteriza porque la hoja molida entra directamente en las tinas de maceración, construidas con venesta y fierros, donde es mezclada con componentes químicos, con la ayuda de un bastidor. El jugo sale a través de un grifo incrustado en un extremo del recipiente y después es combinado con ácido sulfúrico y bicarbonato de sodio. Luego la preparación ingresa en un periodo de secado, del cual resulta la pasta base de cocaína.

Esto ha comenzado a dejar sin empleo a los antiguos “pisacocas”, los encargados tradicionales de obtener el alcaloide de las pozas de maceración; ellos cobran entre 80 y 100 bolivianos por noche de trabajo en el suelo alteño. De igual forma, ha dejado en off side a la FELCN, que va perdiendo a sus principales informantes de la cadena del narcotráfico, los que por las bajas comisiones preferían delatar a sus “jefes” a cambio de una recompensa pecuniaria que otorga el sector antinarcóticos.

No obstante, el arribo de la “técnica colombiana” ha desencadenado otro efecto: la reducción de los clanes a sólo tres miembros: el capitalista, que compra los “ingredientes” para la fabricación de estupefacientes; el calero, experto en bioquímica que llega a cobrar entre 250 y 300 bolivianos por las mezclas, incluso sustituyendo insumos esenciales con cal, cemento o lavandina, aunque, eso sí, aún no ha podido reemplazar al ácido sulfúrico, y el ayudante, quien gana hasta 200 bolivianos por cada trabajo realizado.

“Esto —subraya Sanabria— les ha permitido mayor seguridad”. Incluso el esquema colombiano ha reducido el tiempo de elaboración de la cocaína, pese a que actúan menos personas. “De lo que preparaban cinco kilos de pasta base, en el mismo número de días han conseguido rebajar esto a un día. También con la coca molida han mejorado la calidad del producto y, según cálculos preliminares, han aumentado la producción con menos hojas, pero todavía falta determinar el porcentaje de esta incidencia”.