Páginas vistas en total

jueves, 27 de marzo de 2008

Vanguardia Neoliberal del MAS

El ‘cambio’ liderado por el ‘evismo’ está atravesado de curiosas contradicciones desdibujadas por el simplismo y el estridente discurso antineoliberal. Cada vez se hace más fácil validar la hipótesis de que el proyecto ‘revolucionario’ masista se sostiene en la emergencia de la informalidad en todas sus formas –económica, social y política–, ya sea virtuosa o perversa. Hoy existen razones suficientes para sostener que, desde el punto de vista económico, productivo y comercial, el MAS sí tiene una vanguardia neoliberal. ¿A quiénes aludo con semejante provocación? A los productores de la hoja de coca, a las miles de familias que engruesan día a día este sector o se asocian, directa o indirectamente, al mismo. Tras fallidos intentos hoy se cumplen mínimamente los compromisos internacionales de control de la expansión de las hectáreas excedentarias; en otras palabras, el productor cocalero es parte de uno de los sectores privados menos hostigados por el oficialismo. En realidad, es un agente al que rodea una imagen heroica, símbolo de patriotismo y dignidad. El principio del liberalismo clásico les cae como anillo al dedo: “Dejar hacer, dejar pasar”. Estados Unidos, antes celoso fiscalizador en materia de erradicación, es hoy más flexible. ¿Para qué crearse inconvenientes si la producción de cocaína, que la coca excedentaria alimenta de manera sostenida, ya no se destina a consumidores estadounidenses? Resulta difícil distinguir la sagrada hoja de coca de la cocaína, diferencia que su uso y destino se encargan de confirmar en uno u otro sentido. El mercado de la pasta base o cocaína ya cristalizada se desplazó a Brasil, Argentina y países europeos. ¡Que ellos se compren el pleito que corresponda! Ése parece haber sido el mensaje de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, en su reciente visita a países de la región. Pero, ¿por qué vanguardia neoliberal? Muy simple. Es un sector que no desaprovecha oportunidad y la debilidad de los gobiernos para disminuir controles y barreras estatales. Es parte del núcleo político más duro y movilizado para defender al Gobierno presidido por su máximo dirigente, y no pierde ocasión para reprenderlo cuando de concertación y diálogo con la oposición se trata. Arrinconaron a gobiernos, conquistaron el cato de coca por familia, ampliaron la superficie de cultivos legales –entre tanto no se efectivice un estudio del mercado tradicional– y no faltan quienes reclaman hoy el reconocimiento del cato por productor.Es organizado y eficaz en la defensa de sus intereses, y menos estigmatizado que otros gremios productivos. Sintonizado al mundo globalizado, es sensible a los caprichos y altibajos del mercado nacional e internacional. Sin culpas, se expande aun a costa de sacrificar la producción agrícola de Yungas. Contradice el esquizofrénico planteamiento oficial pro soberanía y seguridad alimentaria. Altamente rentable, introduce tecnologías y sistemas de comercialización cada vez más sofisticados. La coca prensada y la harina de coca comienzan a dar dolores de cabeza a los ahora benevolentes fiscalizadores de los mercados de la coca legal. Nadie los interpela por el incremento de los precios destinados al consumo tradicional y casi logran liberalizar su comercialización. Hacen parte de una oligarquía emergente empoderada. Liberal en sus aspiraciones y sin restricciones morales, aprovechan el momento. En definitiva, ¡son la envidia de productores formales e informales, campesinos y no campesinos vinculados a la cadena productiva de aceite comestible y de la agroindustria nacional, hoy golpeada por el Gobierno y la naturaleza!
* Politóloga y ex parlamentaria,
erikabrockmann@yahoo.com.mx

miércoles, 26 de marzo de 2008

sigo sosteniendo que Meyssan es un visionario

5 años de guerra
Balance y perspectivas en Irak por Thierry Meyssan*
Mientras que la prensa dominante se pregunta si la nueva estrategia des Estados Unidos en Irak está dando resultados o si habría que retirar rápidamente las tropas estadounidenses, Thierry Meyssan establece un doble balance de la guerra en Irak: el de los hechos y el de las mentiras. Observa que la Casa Blanca ha decidido sacrificarlo todo con tal de obtener la adopción de la ley sobre el petróleo y del acuerdo de defensa entre Irak-EE.UU., y señala las consecuencias previsibles: reactivación del conflicto, derrota anunciada en los pantanos de Al-Basra y fin del imperio estadounidense.

Les invitamos a léer tan brillante artículo en nuestro blog: http://documentosimperdibles.blogspot.com/

lunes, 24 de marzo de 2008

de la red voltaire una crónica de fidel (extracto)

Al cumplirse el miércoles 19 de marzo cinco años de la estúpida guerra desatada en Iraq, Bush echa mano de alguna declaración, ficticia o real de Bin Laden, aunque en este último caso no se diga la fecha en que fue formulada ni puedan asegurar que es su voz. Investigarán, prometen. Nadie sacó nunca tanto provecho de tales materiales para moldear la opinión de los ciudadanos de Estados Unidos y muchos otros países del mundo con cultura y creencias similares, para justificar las brutales y genocidas guerras que tanto el imperialismo necesita. No cesa de formular y repetir una y otra vez las palabras y frases seleccionadas. Las personas e instituciones aludidas, sin excepción, se sienten obligadas a replicar, sean o no ciertas las declaraciones. Obsérvese simplemente el provecho que Bush saca año por año, desde el primer día de los hechos ocurridos el 11 de septiembre.
De la conferencia de Bucarest, Bush se moverá a la de la OTAN, y de allí dará un salto con garrocha a Croacia, que mantuvo disputas con Serbia, cuyo Presidente fue sometido al Tribunal Penal Internacional por lo de Kosovo, que lo juzgó y condenó. ¿Habrá fallecido realmente de muerte natural en prisión? ¿Qué paz se alcanzará por esos extraños vericuetos?
El sueco Hans Blix, quien fuera jefe del equipo de inspectores de la ONU que buscó diligentemente armas de destrucción masiva en Iraq, el cual comparte muchas de las ideas y mentiras de la siniestra filosofía del imperio, escribió con motivo del quinto aniversario: "La invasión de 2003 fue una tragedia para Iraq, para Estados Unidos, para la ONU, para la verdad y la dignidad humana. No podían tener éxito en eliminar las armas de destrucción masiva porque no existían, ni podían triunfar en su declarado objetivo de eliminar a los miembros de Al Qaeda porque estos no estaban en Iraq y entraron después en el país atraídos por los atacantes."
La Asociación de Ulemas Musulmanes, máxima autoridad religiosa sunita en Iraq, declaró con motivo del quinto aniversario: "El ocupante ha entrado en nuestra tierra a la fuerza y no se va a marchar a menos que se emplee la fuerza. Cualquier llamado hecho por políticos que aceptan trabajar bajo el paraguas de la ocupación, debería considerarse como una invitación a la rendición y a la capitulación. Las fuerzas de ocupación han convertido a Iraq en la zona más peligrosa del mundo. La era de la ocupación acabará en breve."

miércoles, 19 de marzo de 2008

cinco años después según Bigio

5 años de la guerra de Iraq

El 20 de Marzo del 2003 Washington, Londres y sus aliados iniciaron la II Guerra contra Hussein. Si en 1991 Bush padre quiso que su ex aliado fuese detenido por haber invadido Kuwait, esta vez Bush hijo decidió acabar el asunto familiar hasta deponer al dictador.
Con esa invasión EEUU quiso fortalecerse en Afganistán, en la guerra contra Bin Laden y en el Medio Oriente. Sin embargo, a la postre generó mucha violencia, resistencia e inestabilidad en Iraq, al mismo tiempo que permitió que Al Qaeda se reactivara y expandiera globalmente y que provocó a que en el Medio Oriente sus peores rivales ganasen las elecciones en Irán y Palestina.
Al atascarse en Iraq Bush perdió popularidad interna y su diplomacia ha visto como China y Rusia se le han ido distanciando, como en América Latina han perdido mucha credibilidad (y la izquierda allí ha avanzado) y como ahora Irán y Corea del Norte pueden darse el lujo de anunciar programas nucleares sin que él se atreva a invadirlas y, más bien, obligándole a buscar la ruta de la negociación.
Bush es el último mandatario que ordenó tal guerra que sigue en su cargo, aunque en noviembre son las elecciones para removerlo. Si los demócratas ganan la Casa Blanca éstos iniciarían un gradual repliegue de Iraq, aunque si McCain logra que los republicanos se queden en el poder impulsaría más refuerzos buscando ganar una guerra que podría generar más aislamiento y desgaste económico, moral y político para la mega-potencia.
Mientras tanto se estima que el número de muertos en dicho conflicto oscila entre cien mil a un millón y que ello le ha costado a la economía norteamericana entre tres a cinco trillones de dólares.

martes, 18 de marzo de 2008

más de 7 millones de presos o semipresos en USA

la revelación está contenida en una nota de la Red Voltaire que ilustra con ésta composición fotográfica de su seccion IN FRAGANTI:

Según el Departamento de Justicia, el número total de presos en Estados Unidos (incluyendo a las personas detenidas en prisiones federales, prisiones estatales, cárceles locales, prisiones militares, prisiones de las reservas indias, etc.) se elevó en 2006 a la cifra de 2’385,213 personas. Mientras tanto, otras 5,035 personas se encuentran bajo alguna forma de control judicial. El total de la cantidad de personal considerado como población correccional en el «país de la Libertad», o sea 7’420,438 personas, representa un 3,2% de la población adulta de Estados Unidos, lo cual constituye un record mundial absoluto. Se trata de un aumento considerable desde el 11 de septiembre de 2001 y la adopción de la Patriot Act, con una media anual del 2%. En las cifras antes mencionadas no se incluyen los extranjeros que Estados Unidos mantiene detenidos fuera de su territorio nacional (en lugares como Guantánamo, Bagram y otras cárceles secretas de la CIA).
A modo de comparación: China, con más de mil millones de habitantes adultos, sólo cuenta un millón y medio de presos.

lunes, 10 de marzo de 2008

Thierry Meysam celebrado autor francés escribe:

Sobre la Continuidad del Poder en los Estados Unidos. Artículo que vamos a presentar en varias partes, tomando en cuenta su extensión. Aquí va la tercera tomada de Voltairenet.
(incluímos aquí la tercera entrega del artículo de Meysam con una visión histórica única:

Presidentes norteamericanos de los últimos tiempos. "El poder ante todo"
Más tarde, Kennedy impuso la Presidential Transition Act para que los siguientes presidentes pudieran seguir sus pasos teniendo a su disposición un financiamiento federal con el que pagar a los miembros de sus grupos de trabajo.
Kennedy desafió a la URSS ante el muro de Berlín, desplegó misiles en Turquía y logró disuadir a los soviéticos de instalar los suyos en Cuba como respuesta. También emprendió los grandes programas espaciales. Pero no tardó en revisar sus compromisos con intenciones de reducirlos. Es verdad que autorizó la invasión contra Cuba, pero rectificó después del fiasco de Bahía de Cochinos. También es cierto que metió las manos en Vietnam, pero rápidamente empezó a tratar de buscar cómo preparar la retirada.
Apoyándose en la legitimidad que le otorgaba un amplio apoyo popular, entró en conflicto con su estado mayor y ordenó investigaciones sobre las actividades políticas de varios generales. En definitiva, acabó siendo asesinado para favorecer a su vicepresidente, Lyndon B. Johnson –cuya ceremonia de toma de juramento había sido preparada justo antes de que Kennedy fuese abatido–, quien aprobó sin demora la escalada de Vietnam y nombró además a Clifford Clark como ministro de Defensa para realizar esa sucia tarea.
La impopularidad de Johnson hacía imposible su reelección, así que este renunció a tratar de obtener la candidatura. Como el partido demócrata estaba en manos de pacifistas que se oponían a los horrores de la guerra de Vietnam, los halcones necesitaban un cambio de partido para mantenerse en el poder y continuar su propia política. Eligieron, con toda lógica, al ex vicepresidente Richard Nixon, un oportunista que ya conocía todos sus secretos.
Cuando los dos candidatos más importantes ya habían recibido la investidura de sus respectivos partidos, Johnson se reunió con ellos para ponerse de acuerdo sobre los detalles de la transición. Se trata solamente de un espectáculo puramente formal, pero que permitió que el demócrata Johnson se pusiera en contacto con el candidato republicano antes de que este fuera electo.
Aprovechando la existencia de la Presidential Transition Act, el republicano Nixon siguió los pasos del demócrata Kennedy creando así 30 grupos de trabajo para definir su futura política en estrecho contacto con el «Estado profundo».
Nixon aplicó una política de distensión hacia la URSS y negoció los acuerdos de limitación de la carrera armamentista respetando los intereses del complejo militaro-industrial, o sea suprimiendo ciertas armas para favorecer las más sofisticadas. Por iniciativa de su consejero Henry Kissinger, estableció una sorprendente alianza con la China comunista para aislar a Moscú. Sin embargo, renunció a tratar de vencer en Vietnam, cosa que el «aparato securitario de Estado» le hizo pagar muy caro al organizar contra él un proceso de destitución como consecuencia del escándalo del Watergate. Durante meses, el número 2 del FBI, Mark Felt (alias «Deep Throat»), destiló personalmente informaciones devastadoras al Washington Post.
Acorralado, Nixon preparó en secreto su renuncia y sólo le avisó a Gerald Ford con un día de antelación. Ambos hicieron un trato: Ford ocuparía la Oficina Oval a cambio del perdón para Nixon y de la suspensión de toda acción judicial contra este último. Ford aceptó. Previendo aquella posibilidad, Ford ya había conformado un pequeño equipo de trabajo, pero este fue disuelto inmediatamente. Un miembro importante del «aparato securitario de Estado», el embajador de Estados Unidos ante la OTAN, Donald Rumsfeld (adversario de Kissinger), fue llamado urgentemente a Washington para que se encargara de la transición.
Rumsfeld ayudó a conformar el nuevo equipo –una combinación de ex colaboradores de Nixon y de caras nuevas. El asunto era más complicado de lo que parecía ya que se trataba de penalizar la política que había llevado a la pérdida de Vietnam, representada por Kissinger, salvaguardando a la vez la influencia de la industria armamentista, también representada por el propio Kissinger (que había sido secretario general del American Security Council, la principal organización del complejo militaro-industrial en aquella época). Ford designó a Nelson Rockefeller como nuevo vicepresidente. Este último no sólo era el heredero de la más importante dinastía industrial del país. También había sido el jefe de operaciones secretas del «aparato securitario de Estado» durante la presidencia de Eisenhower.

La guerra fría mantiene la democracia entre paréntesis
Harry Truman (presidente de Estados Unidos desde 1945 hasta 1953) modificó profundamente la naturaleza del Estado federal al crear en su seno el «aparato securitario de Estado», un tríptico conformado con el Consejo de Jefes de Estado Mayor (JCS), la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Consejo de Seguridad Nacional (NSC). Estos organismos, que nada tienen de transparentes, disponen de poderes exorbitantes, solamente comparables a los establecidos para tiempos de guerra. Y es que su misión consiste precisamente en mantener el estado de movilización de la Segunda Guerra Mundial, sin mantener por ello a la sociedad civil bajo presión, como medio de librar una nueva forma de guerra contra la Unión Soviética: la guerra fría.
Para «contener» la influencia soviética, Truman organizó el puente aéreo hacia Berlín, estableció la alianza atlántica (OTAN) y declaró la guerra de Corea. Extendió además el «Estado profundo» estadounidense al interior mismo de los Estados aliados, mediante la creación de las redes stay-behind y la integración de las mismas al seno de la CIA [1].
El «aparato securitario de Estado» consideraba que el mejor sucesor de Truman sería el general Dwight Eisenhower, que había sido comandante supremo de las fuerzas aliadas en Europa durante la Segunda Guerra Mundial y había ocupado posteriormente ese mismo cargo en el seno de la OTAN. Era el hombre idóneo para continuar la guerra de Corea hasta la victoria. La opinión pública lo adulaba y lo consideraba un héroe, aunque nunca había combatido personalmente, ni siquiera había estado cerca de la línea del frente.
Como Eisenhower no era un político, ni tenía vínculos con ninguna organización política, los dos partidos trataron de atraerlo. Truman le pedió, en vano, que se uniera a los demócratas. Finalmente, Eisenhower se decidió por la candidatura republicana. Con ese partido llegó a un acuerdo que estipulaba que gozaría como presidente de libertad de acción para aplicar una política exterior antisoviética y emplearse «a fondo» en Corea, hasta la victoria. En pago, Eisenhower se comprometía a aplicar una política interna y económica de corte conservador. Escogió como compañero de candidatura al senador Richard Nixon (cuya hija se casaría en poco tiempo con el nieto de Eisenhower), que se había dado a conocer como uno de los promotores de las «cacerías de brujas» contra los comunistas.
Al resultar electo Dwight Eisenhower, Truman se puso en contacto con él para presentarle el dispositivo de seguridad nacional dado que, aunque la existencia del mismo era pública, su funcionamiento era secreto.
Eisenhower elaboró la doctrina de defensa que lleva su nombre, en virtud de la cual Estados Unidos no vacilará en utilizar la fuerza, en cualquier lugar del mundo, donde la influencia comunista amenace los intereses occidentales. Agregó además, al sistema de seguridad nacional, el principio de continuidad del gobierno. Designó, mediante un decreto secreto, un gobierno alternativo compuesto simultáneamente de militares y de industriales escogidos entre sus propios amigos, que se encargaría de tomar el mando en caso de que las instituciones desapareciesen como consecuencia de un ataque nuclear soviético.
O sea, paralelamente al procedimiento constitucional en lo tocante al vacío del poder, existe desde hace 50 años un segundo procedimiento –de carácter militaro-industrial– que puede ponerse en marcha en caso de hecatombe nuclear. En el primer caso, el vicepresidente reemplaza al presidente, de ser necesario lo reemplaza el presidente pro tempore del Senado, o el presidente de la Cámara de Representantes. En el segundo caso, los políticos electos por el pueblo se ven excluidos por un gobierno fantasmo –cuya composición es, además, secreta– que sale bruscamente de las penumbras, aunque no dispone de legitimidad electoral alguna.
Sin embargo, el «aparato securitario de Estado» le reprochó a Eisenhower no haber hecho lo suficiente, sobre todo en materia de misiles, y se negó a apoyar al vicepresidente Nixon como su sucesor. Inquieto por las consecuencias que el creciente poder del complejo militaro-industrial podía tener para la democracia, Eisenhower lanzó un aviso a sus conciudadanos en su discurso de adiós, que ya citamos anteriormente. El lobby de la guerra volvió entonces su mirada hacia el partido demócrata.
Fue de esa manera cómo John F. Kennedy obtuvo el apoyo de los industriales del armamento. Para congraciarse con ellos centró su campaña electoral en la denuncia de una supuesta ventaja de los soviéticos en materia de misiles y en la necesidad de eliminar ese abismo («missile gap»). Además, designó como su compañero de fórmula al belicoso líder del grupo parlamentario demócrata, Lyndon Johnson. Directamente vinculado al complejo militaro-industrial, durante su campaña electoral tomó la iniciativa de crear grupos de trabajo para hacer un balance de la situación y preparar sus primeras decisiones en caso de resultar electo.
Kennedy puso a la cabeza de los dos grupos de trabajo más importantes a quienes habían sido sus dos principales rivales por la investidura demócrata, neutralizando así el rencor de ambos al tiempo que explotaba sus habilidades. Creó hasta 29 grupos temáticos, cuyos miembros eran todos voluntarios no remunerados. Después de su elección, Kennedy designó al abogado Clark Clifford para coordinar el traspaso de poderes con Eisenhower, y luego nombró por lo menos a un miembro de cada grupo de trabajo para formar parte de su gabinete. No fue por sus cualidades como abogado y negociador que la elección recayó sobre Clifford sino por tratarse de un halcón, que además era un representante del «Estado profundo». Clifford había participado junto a Truman en la creación del «aparato securitario de Estado» y Eisenhower lo había nombrado ministro fantasma en el seno del gobierno militar de repuesto.
Más tarde, Kennedy impuso la Presidential Transition Act para que los siguientes presidentes pudieran seguir sus pasos teniendo a su disposición un financiamiento federal con el que pagar a los miembros de sus grupos de trabajo.

Durante los últimos 60 años, Estados Unidos se dotó de lo que se ha dado en llamar «aparato securitario de Estado». Este se conformó como un Estado detrás del Estado, encargado de dirigir desde la sombra la guerra fría contra la URSS y, más, tarde de ocupar el espacio que dejara vacante el desmantelamiento de la Unión Soviética y de dirigir la guerra contra el terrorismo. Dispone de un gobierno militar fantasma designado para reemplazar el gobierno civil, en caso de que este último quedase decapitado durante un ataque nuclear.

En su célebre discurso de adiós, el 17 de enero de 1961, el presidente Eisenhower declaró: «En los consejos de gobierno, tenemos que tener cuidado con la adquisición de una influencia ilegítima, deseada o no, por parte del complejo militaro-industrial. Existe el riesgo de un desastroso desarrollo de un poder usurpado y [ese riesgo] se mantendrá. No debemos permitir nunca que el peso de esta conjunción ponga en peligro nuestras libertades o los procesos democráticos».

Este aviso resultó sin embargo insuficiente. La lógica del «aparato securitario de Estado» ahogó poco a poco la de las instituciones que ese mismo aparato debía proteger. El complejo militaro-industrial utilizó su poder para modificar las instituciones civiles según su propia conveniencia, en vez de ponerse al servicio de estas. En definitiva, el lobby de la guerra falseó el proceso electoral y logró decidir, en cada elección presidencial, quién sería el ocupante de la Casa Blanca.

Desde hace 60 años, sin excepción alguna, el presidente es siempre el candidato que se compromete a concretar las exigencias del «aparato securitario de Estado» y que obtiene el apoyo financiero masivo de las firmas que tienen contratos con el Pentágono. Claro está, después tomar posesión de la Oficina Oval, el elegido trata siempre de deshacerse de sus padrinos y de acercarse a los verdaderos intereses de su pueblo. Tendrá entonces que ser capaz de darse cuenta del margen de maniobra del que dispone, con la posibilidad de que lo eliminen, política o incluso físicamente. Finalmente, el riesgo de que un presidente que se aparte del «Estado profundo» logre a pesar de ello mantenerse en el poder estará siempre limitado por la regla, impuesta durante la misma época, que limita el ejercicio de la función presidencial a dos mandatos consecutivos.

En esas condiciones –como veremos más adelante– la alternancia entre demócratas y republicanos no proporciona a los ciudadanos estadounidenses un medio de cambiar la política, sino que constituye para el «aparato securitario de Estado» la posibilidad de mantener la misma política más allá de la impopularidad del presidente ya “desgastado”. Se trata de la aplicación del principio que Giuseppe Tomasi di Lampedusa atribuye al Gatopardo: «Todo tiene que cambiar, para que nada cambie y para que podamos seguir siendo los amos».

A veces el «Estado profundo» sale a la superficie y deja entrever su poderío. Eso sucede ocasionalmente durante el período de transición presidencial. Se produce entonces un semivacío del poder, durante la fase en que el presidente saliente sigue a cargo de los asuntos pendientes, mientras que el presidente electo se prepara para asumir el mando.

En el siglo XVIII, se explicaba que ese período de transición de 11 semanas era el tiempo necesario para hacer un balance de los resultados y conformar un equipo, debido al gran tamaño del país y la lentitud de las comunicaciones. La primera transición se desarrolló en 1797, cuando John Adams fue electo como sucesor de George Washington. Durante siglo y medio, no existió ningún tipo de procedimiento para regular ese período ya que los dos presidentes (el presidente saliente y el que lo reemplaza) no tenían ninguna razón que los obligara a colaborar entre sí. Hoy en día la cosa es muy distinta ya que el «aparato securitario de Estado» aprovecha ese período para poner al nuevo ocupante de la Casa Blanca al corriente de lo que debe saber sobre «Estado profundo». Para comprender el sistema, volvamos a la historia de esas transiciones.

jueves, 6 de marzo de 2008

revelador: venta libre de coca para la cocaína

el periódico La Razón ha dado a conocer una denuncia que en plena ciudad de LP, los "pichicateros", esto es fabricantes y traficantes de cocaína pueden abastecerse de hojas de coca en sacos especialmente preparados y conocidos como "chanchitos" (cerditos) que contienen coca molida destinada solamente a la elaboración de la droga, porque al estar molida y apretujada por jornaleros entrenados en el mismo mercado, no puede ya masticarse, siendo su destino fácil de adivinar. veamos el texto:
Este medio se infiltró en el mercado. Allí, comprobó que en el primer piso se expende la hoja para el consumo tradicional. Un piso más arriba, es un secreto a voces que se distribuye la coca, pero para otros fines.
.
La coca que se vende en el segundo piso del mercado de la coca de Villa Fátima está destinada a los narcotraficantes, pudo comprobar ayer este medio.En este nivel, una veintena de hombres pisan la hoja hasta dejarla desmenuzada y de esta forma la inutiliza para pijchar.
.
“Aquí (abajo) vendemos coca para pijchar, arriba ya es para otra cosa, ‘chanchito’ se llama, si me quieres comprar te lo consigo prensador”, explicó una vendedora al comentar la diferencia entre la actividad del segundo piso y la comercialización de la planta baja del mercado.
.
Según las vendedoras, la hoja de coca que mantiene su estado natural es vendida para usos tradicionales, en cambio la hoja despedazada ya no puede ser comercializada ni masticada.
.
Una veintena de personas, conocidas como ‘prensadores’, son contratadas para pisotear la hoja durante 20 minutos dentro de un costal de yute, luego, con la ayuda de un tubo de cañería, cierran el saco casi herméticamente. El resultado final es un saquillo redondo que guarda 25 libras de coca casi molida.

Al día prenso hasta ocho taques, como mínimo son cuatro”, acotó un joven. Ante la interrogante de quiénes los contratan para hacer ‘chanchitos’, el joven respondió, “a los que compran coca, pero también a ‘mis amigos’, ellos pagan más porque quieren bien molidita. Esta prensada la llevan a todo lado”.
.
Un periodista logró esta declaración porque fue hasta el mercado, sin identificarse como reportero. Durante el proceso recogió algunos testimonios: “Hasta en mil bolivianos te vendo estos dos ‘chanchitos’”, ofreció una mujer que aguardaba en una esquina del segundo nivel del mercado. “Vos estás queriendo de la verdecita, ésa es un poquito más cara, porque es mejor”, precisó la detallista. El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel René Sanabria, dijo que “en ese mercado hay control administrativo de la Digcoin (Dirección General de Coca e Industrialización). Si encontramos eso, tomaríamos los recaudos necesarios, pero tal vez están utilizando la coca molida para la harina de coca, la torta de coca, puede ser que le den uso lícito”, enfatizó.
.
Sin embargo, otro funcionario antinarcóticos afirmó que “desde el año pasado, en fábricas del tipo colombiano, hallamos cantidades grandiosas de coca molida porque permite un proceso más rápido”, sin embargo complementó que “para hacer repostería de coca son pocas cantidades. La coca prensada es el camino a la fabricación de cocaína”. El director de la Digcoin, Luis Cutipa, sostuvo que “es ilegal, nadie faculta a moler así la coca, pero eso depende de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca)”. El titular de Adepcoca, Hernán Justo, dijo que “sólo 15 libras de prensada son permitidas, pero 50 ya no”.
.
Taque • Es un costal de 50 libras de hoja de coca. Cuesta entre Bs 950 y Bs 970.
.
Prensador • Por taque de coca prensada (25 libras) se debe pagar entre Bs 12 y 15.
.
"Chanchito” • El costal de la hoja prensada o “chanchito” oscila entre los Bs 550 y 620..Horarios • Los prensadores trabajan toda la jornada. El trabajo por taque dura 40 minutos.

miércoles, 5 de marzo de 2008

la fórmula puede ser Clinton Obama


la primera como presidenta y el segundo como vice. en términos parecidos por primera vez, se expresó hillary clinton reconfortada por los resultados de las elecciones primarias para la nominación demócrata en los distritos de Texas y Ohio. la noticia causó revuelo y se da por seguro que de una manera y otra la propuesta del partido demócrata goza de mayores simpatías que la oponente de los republicanos desprestigiados por las dos guerras a las que convocó Bush cuya popularidad está de bajada desde hace meses. las elecciones serán en noviembre de modo que aún pueden suceder muchas cosas.(la foto se publicó en Clarín de Bs.As.)
Posted by Picasa

sábado, 1 de marzo de 2008

grave.muy grave lo sucedido hoy en Gaza.

nunca en un sólo día los judíos mataron tantos palestinos. todo hace pensar que antes del martes, quizá para cambiar las cosas en estados unidos y evitar o al menos perturbar la contienda electoral para elegir al candidato demócrata a la presidencia, en el tablero de la política internacional el lobby judío, unido a los halcones de la casa blanca respaldarán una gran ofensiva israelí contra Gaza para destruír la organización de Hamas, los que a su vez, han profetizado que si Israel ataca Gaza tendrán "su Líbano" refiriéndose a la primera ofensa armada que fue derrotada merced a la preparación de Hizbolá. Aquí el informe de IAR:

Según la ONU, Gaza es un territorio que está en situación de "catástrofe humanitaria", la prensa y los observadores internacionales aseguran que Gaza fue convertida por Israel en un "campo de concentración", para la Liga Árabe en Gaza hay una "masacre" cometida por Israel, de acuerdo con la Cruz Roja y otras organizaciones internacionales el bloqueo israelí "ha terminado con las mínimas condiciones de supervivencia" y de atención sanitaria en Gaza, según organizaciones palestinas las muertes generadas por la desnutrición y el hambre matan a decenas de personas (principalmente niños) por día, y,conforme a la información oficial, solamente en las últimas 72 horas fueron asesinados más de 68 palestinos, entre ellos 6 niños, y 200 resultaron heridos por las fuerzas de Israel, según un relevamiento de la agencia EFE.
Solamente el sábado, las fuerzas israelíes mataron a 33 palestinos, alrededor de la mitad de ellos civiles, en la Franja de Gaza controlada por el movimiento islamista Hamás, mientras se revelaba la preparación de una operación militar a gran escala por los medios israelíes, corroborada por declaraciones de funcionarios y altos jefes militares.
No obstante este escenario de tragedia y muerte en varios frentes producido por el Estado judío en Gaza, el viceministro de Defensa Matán Vilnai advirtió este sábado que la continuidad de los ataques con cohetes palestinos Kasam contra Israel desencadenarán una masacre en la franja controlada por Hamás.
"Cuanto más se intensifique el fuego y los cohetes alcancen una distancia mayor, ellos atraerán sobre sus cabezas una masacre porque emplearemos todo nuestro poder para defendernos", aseveró Vilnai.
Las declaraciones del halcón sionista Vilnai se producen en medio de los llamamientos de la ultraderecha de Tel Aviv a lanzar una operación militar represiva a gran escala contra la Franja de Gaza, a la que se oponen los sectores sionistas más "moderados" temiendo repetir el error de Líbano en agosto de 2006.Los lanzamientos de decenas de cohetes Kasam que impactaron el viernes en la ciudad de Ashkelon, a 15 kilómetros del norte de la franja, soliviantaron los ánimos en el espectro político ultraderechista que exhortó a las fuerzas armadas a ingresar en Gaza para terminar con el gobierno de Hamás.El diputado Tzaji Hanegbi, de Kadima y jefe de la Comisión parlamentaria para Exterior y Defensa señaló que "el Estado de Israel debe tomar la decisión estratégica de ordenar al ejército prepararse rápidamente para tumbar al régimen terrorista de Hamás y tomar todas las zonas desde las que se disparan cohetes".Por su parte, el legislador del opositor partido Likud, Guideón Sar, dijo que "no hay duda de que la respuesta en materia de seguridad requiere un componente terrestre".
Por su parte, el ministro de Defensa Ehud Barak dijo: "Debemos prepararnos para una gran operación en Gaza"."Debemos prepararnos para una escalada, una grande, significativa y tangible operación terrestre. Nosotros no cejaremos e Israel llegará a los responsables y Hamás pagará el precio de sus actividades", agregó el ministro sionista.
Por distintos medios, las autoridades israelíes advirtieron el viernes que podrían ordenar la invasión a la Franja de Gaza si Israel se ve obligado a instalar un sistema de alerta para proteger de los cohetes palestinos a la ciudad de Ashkelon y sus 120.000 habitantes.
Según la prensa de Tel Aviv, el fuerte movimiento de tropas y de tanques cercanos en la frontera Gaza es señal de que una gran operación terrestre es inminente contra la Franja de Gaza.
De acuerdo con el diario Haaretz, en las últimas semanas se ha instalado una batería de artillería en las inmediaciones del kibutz Beeri, y durante la última jornada fueron trasladados decenas de tanques al lugar de concentración en el norte de la Franja de Gaza.Todo este contingente se agrega a las fuerzas que ya se encuentran en el lugar desde hace unos días: la División Guivati, el Noveno Regimiento de Blindados y fuerzas de Ingeniería Militar, expertos en explosivos.De acuerdo con la televisión pública israelí, durante la noche del viernes, en una actividad que es ya rutinaria, fuerzas de Guivati y del Noveno atacaron a dos "células terroristas" en el norte de la franja.Fuentes militares citadas por medios israelíes señalan que la operación, si bien inminente, no sería lanzada en forma inmediata.
La delegación israelí encabezada

se convierten en "socialistas"?

algún columnista boliviano, aunque de origen judío y que hoy vive en buenos aires, luego de las serias amenazas que sufriera por su postura anti-masista, había calificado a "Obama el más peligro del mundo" y deslizado ideas de cómo el demócrata se estaba convirtiendo en socialista. ahora bien, cuando los c.c. de IAR revelan que la prensa de derecha de los estados unidos y más propiamente aliada de los republicanos, publica diariamente acusaciones que empiezan a tomar cuerpo en sentido de que los demócratas, incluyendo a la otra candidata hillary clinton, estarían poniendo en riesgo el poder económico del imperio y socavando las bases de las grandes empresas que habrían expresado sus temores de ataques a la propiedad. No resulta pués extraño la primera acusación que mencionamos, producida en momentos en que arrecia la campaña para obtener la nominación y ante la víspera de las votaciones en los últimos estados ohio y texas en los que se dirá la última palabra. si Obama o Hillary terminan siendo uno o la otra candidato a las elecciones que votarán al presidente para sustituír a Bush, causante de las guerras, la rebaja de las libertades y las medidas contra los inmigrantes, varios millones de ilegales que se encuentran en territorio estadounidense y que la están pasando muy mal, varios miles de ellos han regresado a sus países de origen: méxico, puerto rico, colombia, perú y bolivia entre otros.
Se puede concluír que parte del electorado está ya asustado con el cuco del "socialismo" o el "comunismo" con que se empieza a tildar a los candidatos demócratas, para que el republicado coseche los frutos.
Posted by Picasa